Tecnología

morado

Tecnología aplicada

circular

 

La tecnología aplicada para brindar acceso al agua dulce a los hogares rurales más alejados es muy simple, accesible y de bajo costo. Consiste en la construcción de un pozo artesanal dentro del propio predio de la familia, combinado con el uso de una bomba de pedal para elevar el agua del pozo construido. Igualmente, se instalan bombas de pedal en fuentes de agua superficial o en pozos a tajo abierto existentes.

 

turquesa

La bomba de pedal 

La bomba de pedal (PEP) es una herramienta que constituye una tecnología alternativa de bajo costo muy accesible para las familias rurales alejadas que no cuentan con agua para uso doméstico. También es accesible a pequeños agricultores para el aprovechamiento de aguas con fines riego de huertos (hasta 500 m2) y pequeños abrevaderos para granjas domésticas a nivel de sus predios.

Esta bomba PEP ha sido diseñada por ingenieros de la Asociación “Wasser für die Dritte Welt” (Agua para el Tercer Mundo) de Suiza, y es utilizada por miles de agricultores en Asia, África y América Latina.

Es una máquina muy sencilla, que opera sin necesidad de energía eléctrica ni combustibles fósiles, sino con unos simples pedales que pueden ser accionados por cualquier persona normal e incluso niños.

Su operación requiere un mantenimiento mínimo, teniendo capacidad para elevar agua de fuentes superficiales o subterráneas. En nuestra página web se puede descargar una versión digital en PDF de nuestro boletín técnico “Bomba de pedal”, donde se muestran los detalles de la misma.

LA LEGAL

Si deseas recibir más información técnica sobre la bomba de pedal en formato PDF, suscríbete gratis a nuestro Boletín Electrónico, llenado el formulario que aparece abajo.

 

 

naranja 

Los pozos artesanales

Los pozos artesanales que construye “Agua para el Tercer Mundo – Perú” son pozos de diámetro pequeño (de 4” a 6”) que se desarrollan hasta 10 a 15 m de profundidad, hasta alcanzar la napa freática, posibilitando la explotación del agua subterránea para uso doméstico en los hogares rurales. Este tipo de tecnología es usada ampliamente en zonas rurales de Pakistán y Bangladesh.

En el Perú, hasta el siglo pasado, la explotación de aguas subterráneas en las áreas rurales se hacía por medio de pozos a tajo abierto, de mediano a gran diámetro (2 a 6 m), a veces revistiendo las paredes con ladrillos u hormigón, y con un armado débil. Estos pozos a tajo abierto tienen una profundidad variable y van por lo general de 1 a 2 metros por debajo del nivel freático.

En la costa peruana, la tecnología de perforación de pozos de pequeño diámetro, revestidos con tubos de PVC, se ha empezado a utilizar recién a partir del año 2000. Se entiende por pequeño diámetro a pozos con 4 pulgadas de diámetro, cuya perforación se realiza utilizando barrenos manuales que pueden llegar hasta 15 metros de profundidad. En nuestra experiencia hemos tenido casos en que se han perforado pozos con un diámetro de hasta 8 pulgadas de diámetro, habiendo llegado en algunos casos hasta una profundidad de 20 metros.

Es importante señalar que todas las herramientas (barrenos manuales) que se utilizan para la perforación de estos pozos artesanales son construidas íntegramente con materiales, tecnología y capacidad local, bajo la dirección técnica de “Agua para el Tercer Mundo – Perú”.